Farmapremium utiliza cookies. ¿Qué son las cookies? Aceptar

Filtra tu contenido

FILTRA TU CONTENIDO

La vuelta al cielo en 80 minutos

Montar en globo es un precioso viaje más allá de las nubes, romántico y casi mágico

“Lo mejor es cuando estás arriba de todo: el paisaje y la calma. Te dan igual los coches y todo el lío que hay abajo”.

Un vuelo sin alas ni motor, sin cinturón y sin rumbo, que al parecer no da nada de miedo.

“Es como ir en uno de esos ascensores transparentes: da impresión, pero a la vez te sientes segura porque es muy estable”, relata Anna Segura, una fotógrafa igualadina que ya ha viajado en globo hasta en tres ocasiones. “Ni siquiera te mareas ni se te taponan los oídos como pasa en el avión”, destaca.

En realidad, este sistema de vuelo es tan original como silencioso, y se usa desde el 1872. Su principio es de lo más simple: la diferencia de temperatura entre el aire de fuera del globo, frío y denso, y el aire de dentro del globo, caliente y más ligero, que le permite elevarse y desplazarse por la estratosfera, esto es, entre los 11 y los 50 metros de altura.

Curiosidades

Sabes de dónde sales pero no adónde llegas. El destino depende del viento más que de los mandos, aunque también influyen las ganas que tenga el conductor de volver a casa.

Un coche persigue al globo. “Durante la hora u hora y media que dura el vuelo, el piloto del globo va guiando al conductor de abajo, que conduce un coche con remolque para recoger el globo al final.

No hay que ponerse cinturón. “Solo hay unas cintas a las que te puedes agarrar en los aterrizajes, cuando el terreno no es plano”, explica Segura.

Para (casi) todos los públicos. Las agencias sólo desaconsejan los viajes en globo a las embarazadas y a los menores de 4 años.

Una experiencia completa. Las agencias suelen añadir un buen almuerzo con copa de cava o una acogedora estancia de hotel. “Nosotros escogimos el desayuno, y era muy potente, con carne a la brasa y patatas. Cuando bajas te apetece bastante, sobre todo porque has tenido que pegarte un madrugón”, relata Anna.

Pros y contras de pasear entre nubes

Hay que madrugar, porque el tiempo es más estable a primera hora. Y es que el clima es clave a la hora de decidir si se vuela o no. También parece ser algo incómodo el momento de montar y desmontar el globo: “A veces es complicado entrar en la cesta, sobre todo para personas mayores, porque hay que pegar un buen salto”. Aunque pronto no será un problema, porque ya se están globos construyendo con puertas en sus cestas.

Ofertas en tu farmacia | Caduca en 7 días

Relec

Relec

3€ en tarjeta
¿Quieres disfrutar del verano, pero estás en una zona donde los mosquitos campan a sus anchas? Con Relec podrás mantenerlos alejados, y aliviar las molestias en caso de picadura. Tan solo tienes que escoger [...]
Aprende más

Ofertas en tu farmacia | Caduca en 7 días

Innovage Potenciador Solar

Innovage Potenciador Solar

1€ en tarjeta
Con la exposición solar, las células cutáneas se dañan y la piel se vuelve más vulnerable, perdiendo flexibilidad y elasticidad. Para restablecer su salud y belleza desde el interior, puedes tomar un [...]
Aprende más

Método canguro

Amor y calor que curan

Conócelo

Abrazos gratis

Un abrazo tiene muchos beneficios sobre la salud

Descubre como

Un momento, por favor...