Farmapremium utiliza cookies. ¿Qué son las cookies? Aceptar

Filtra tu contenido

FILTRA TU CONTENIDO

Antojo de folatos

Eso de comer por dos cuando estás embarazada es una leyenda...

Lo que sí es cierto es que durante el periodo gestacional cambian tus necesidades nutricionales.

En particular, se incrementan tus necesidades en algunos nutrientes. Los folatos son uno de ellos.

Dicen que en las primeras ecografías se puede ver una manchita parecida a una judía: es el feto, aún muy pequeño, haciendo sus primeros pinitos en la conocida postura fetal. Sin embargo, tu ginecólogo habrá empezado mucho antes a darte consejos sobre la alimentación durante el embarazo.

En la gestación, tus necesidades nutricionales cambian: la dieta debe ser variada, equilibrada y suficiente para para permitir el desarrollo de tu futuro bebé.

Pasará mucho tiempo antes de que ese frijolito se tome un buen plato de lentejas, pero tú puedes tomarlas por él. Las legumbres de todos los tipos son una de las fuentes más importantes de folatos, uno de los nutrientes imprescindibles durante la gestación del bebé.

Los folatos son distintas formas de la vitamina B9, muy importantes en la dieta habitual pero especialmente necesarios en algunas etapas de tu vida, como la preconcepción y el embarazo.

La buena noticia es que los folatos que se encuentran de forma natural en muchos alimentos.

Los espárragos, las coles y las espinacas son ricos en folatos. Pero no sólo están presentes en las verduras de hojas verdes, sino también en las legumbres y algunas frutas, como la naranja. Algunas carnes, como el hígado y los riñones, son otra fuente de folatos.

La mala es que el aporte puede ser insuficiente. Tanto es así que, en algunos países, son añadidos a alimentos como las harinas, con el objetivo de reducir la incidencia de problemas de salud relacionados con la ingesta insuficiente. Una de las afectaciones más importantes que puede acabar produciendo la falta de folatos son los defectos en el tubo neural del feto, una malformación del aparato nervioso del bebé de pocas semanas de gestación, que puede producir espina bífida y anencefalia.

Para prevenir la insuficiencia de folatos y asegurar el correcto desarrollo del bebé que está en camino, basta con pedir consejo nutricional a tu médico. Pero no tienes que esperar a quedarte embarazada para adaptar tu dieta a las necesidades gestacionales.

El aporte de folatos es tan importante durante el primer trimestre de gestación como en los meses previos a la concepción. Sin embargo, sólo el 17% de las mujeres gestantes toman suplementos en el periodo pre-gestacional.

Si estás pensando en quedarte embarazada, es importante que lo comentes con tu médico para que pueda aconsejarte sobre alimentación. Si quieres tomar suplementación con ácido fólico, él te aconsejará cuáles son los productos y las dosis más indicados durante la etapa preconcepcional y durante el embarazo.

Ofertas en tu farmacia | Caduca en 16 días

Neutrogena Hidro Boost

Neutrogena Hidro Boost

1,50€ en tarjeta
La rutina diaria de hidratación e higiene de la piel facial es un hábito tan saludable como satisfactorio, por los resultados que relucen sobre tu propia piel. Es importante, eso sí, utilizar productos [...]
Aprende más

Ofertas en tu farmacia | Caduca en 16 días

Corega Máximo Sellado

Corega Máximo Sellado

1€ en tarjeta
Una de las principales inquietudes de los usuarios de prótesis dental es que, pese a que la prótesis esté bien fijada, puedan entrar las partículas de comida más pequeñas, por ejemplo, semillas o aristas [...]
Aprende más

Vitamínate

¿Quién dijo que comer la piel era aburrido?

Descubre más

Fábrica de sueños

“Asistir a la creación de una vida es maravilloso”

Infórmate

Un momento, por favor...